Cena clandestina con Gastroshows

 31 enero, 2019      por María Castañeda

Una experiencia secreta que activará tus sentidos

Te traemos la propuesta del año: buena comida, excelente maridaje y música en directo todo en un ambiente íntimo y vibrante.  ¿Dónde?  ¡No te lo podemos decir! He ahi lo interesante.  El encanto de la cena clandestina de Gastroshows inicia con la expectativa de una cena pop-up en un sitio secreto y termina con una experiencia para repetir.  Te contamos más:

Un par de días antes de la fecha, recibirás algunas pistas para dejar volar tu creatividad e imaginarte el spot de la experiencia.  La aventura comienza una hora antes de la cena donde descifrarás un enigma que con mucha cabeza y un poco de inspiración te llevará al tesoro: la ubicación final.

Es abrir la puerta y entrar al un mundo de sorpresas.   Preparando tu cena estará un chef privado y verlo hacer de la comida una obra de arte será todo un show.  Nuestro chef, el reconocido Marc Grivé, le dio el toque especial siendo además muy cercano y explicando la inspiración e ingredientes detrás de cada plato.

Cena clandestina

Iniciamos con cinco aperitivos que destacaban por su originalidad, explosión de sabor y presentación.  Fueron perfectos para poder desde un ambiente relajado conocer al resto de comensales con los que compartíamos la experiencia.  El menú será siempre diferente y dependerá de la inspiración del chef, pero te aseguramos que será algo fuera de lo común.  A nosotros nos encantó el Tartar de salmón de noruega marinado con ponzu, acompañado de crema de aguacate y caviar de sésamo.

Los tres principales, cada uno mejor que el otro, sorprendían el paladar.  Nos encantó el Meloso de ternera con cama de crema de calabaza, salsa de trompetas de la muerte y chips vegetales.  Claro, no podía faltar el maridaje perfecto: vino de la bodega Sommos, elegido especialmente para realzar el sabor de cada plato.

Lo mejor es que la noche estará llena de sorpresas (que tampoco te podemos decir) pero te adelantamos que te llevarán a sentirte envuelto en un ambiente íntimo y cercano.

Cena clandestina

Un ambiente íntimo en las cenas clandestinas.

Terminar la noche con dos postres y una degustación de la ginebra galardonada Teichenné nos hizo escapar las ganas de irnos y las horas se hicieron cortas para la experiencia.  Definitivamente sabemos que con Gastroshows tendremos más que una cena, una experiencia y nos morimos de las ganas de repetir.

Datos de interés:

Qué: Cena clandestina con Gastroshows.

Cuándo: cada viernes y sábado por la noche.

Cuánto: desde 69,95 €.

Dónde: lugar secreto pero céntrico en Barcelona.

Más información: web de Gastroshows

 

Compártelo con tus amigos y ayúdanos a llegar a más gente :)

Teikit

Sushi que rompe las barreras de la fusión gastronómica  Existe cierto rito en la práctica de comer sushi en casa de uno. El sushi es siempre esa cocina que se queda lejos de poder imitarla desde casa y conseguir resultados que te dejen sin aliento, es por eso que el atractivo de sushi –y no cualquier sushi– a domicilio es evidente: mejor que en casa, pero en casa. Para ser sinceros, las apuestas de Teikit te dejan sin aliento, y…

10 opciones de menú del día en Barcelona

Unos días apetece cocinar y otros … ¡menú del día! ¡Reconócelo! Comer de tupper todos los días cansa y no es nada glamuroso. Además, en el momento en el que te toca preparar la comida de toda la semana (o para la familia) te entra la desgana máxima y aquí no existe el botón de posponer como con el despertador… Lo que sí existe es otra opción: ¡tirar de menú del día! No hablamos de abusar de ello porque ¡oye!…

Ah-Un

El yakiniku ha venido para quedarse Si quieres ir a un restaurante japonés, pero quieres salirte de la norma y vivir una experiencia gastronómica brutal, prueba el yakiniku. Esto, como los nipones llaman a sus particulares barbacoas, lo han perfeccionado en Ah-Un, el nuevo sitio de peregrinación de la cocina oriental en Barcelona.Ah-Un se ha especializado en el yakiniku para que nada más entrar por sus puertas viajes directo…

Deja una respuesta