Croqueteca

 30 agosto, 2017      por Pau Roigé Gargallo

46 tipos de croquetas en Sant Pau

Si estás leyendo esto es porque te gustan las croquetas y quieres saber qué sitio te enseñamos hoy donde poder comerlas. No te vamos a hacer esperar. Se llama Croqueteca y está por la zona de Sant Pau. Y quieres ir (sinceramente, ¿a quien no le gustan las croquetas?).

Segundo plato de croquetas

Croquetas de chipirones en su tinta, idiazabal con membrillo, vegana, sobrasada y queso mahón, chorizo, camembert y miel, y bacalao

Unos brasileros vinieron a Barcelona y se enamoraron de estas pequeñas raciones de placer culinario. Por eso no dudaron demasiado en abrir un bar centrado en las croquetas, y de esto ya hace 3 meses. Lo mejor es que no se encierran en hacer exclusivamente las clásicas (que ya veréis que también las clavan); tienen croquetas dulces, experimentales y veganas, entre otras. Y hacen unos cócteles excelentes.

Patatas okupa

Las patatas okupa son perfectas para picar. Tienen parmesano y dos salsas buenísimas

Escojer es la peor parte de la comida. Tienen 46 variedades de croquetas diferentes, y te advertimos que las vas a querer probar todas. Nosotros te diremos las que nos gustaron más de las que comimos, pero es un sitio donde se tiene que ir volviendo (que suplicio esto de probar croquetas, verdad?).

Empezaremos por el clásico: bacalao. Nos pedimos esta para ver si dentro del mar de sabores diferentes y originales se habían perdido en los clásicos, y ¡no! Las croquetas de bacalao están de muerte. Pero si vas a Croqueteca, te recomendamos centrarte en las que no puedes comer en ningún otro sitio.

Una que nos encantó fue la llamada «cua de bou y rossiñols«. Es una variación de un plato tradicional dentro de una croqueta, y sorprende a la vez que te sientes como en casa.

Si te gusta el marisco, te hacen unas de chipirones en su tinta que son una explosión de sabor, excelentes.

Te vamos a recomendar dos más de carne: la de chorizo con camambert y miel, y la de sobrassada y queso mahón. La primera destaca por saber combinar lo dulce de la miel con lo picante del chorizo y la intensidad del camembert; ¡vale mucho la pena! La segunda es un buen homenaje a las Islas Baleares, con dos ingredientes muy tradicionales, bien combinados.

Las croquetas vegetales también las hacen muy bien. La de berenjena, tomate y provelone está buenisima, y la de vegetales (su croqueta vegana) es una muy buena opción llena de sabor.

Haremos una mención de honor a una de sus croquetas dulces: idiazabal con membrillo. Una gran manera de acabar la cena de una forma diferente.

Piruleta

Piruleta de queso y mermelada

A parte, tienen una pantalla grande fantástica donde han puesto todos los capítulos de Juego de Tronos y partidos de fútbol. ¡Hay un ambiente genial y una comida aún mejor! Estad atentos en su Facebook, que van anunciando eventos y promociones.

Datos de interés

Qué: Croqueteca

Cuándo: D – J: 18:00 – 01:00h | V – S: 18:00 – 02:30h

Dónde: Passatge Corsega, 3

Precio: 4 unidades por 5€ (aprox.)

Contacto: 938 552 916 | lacroqueteca@gmail.com

Compártelo con tus amigos y ayúdanos a llegar a más gente :)

El Glop de la Rambla

Una taberna de toda la vida Hoy venimos a hablaros de una taberna de toda la vida, que ha sobrevivido 40 años en el centro de Barcelona pese al boom turístico de la ciudad. El Glop, es una bodega tradicional con un tapeo sencillo pero eficaz y económico.En su carta encontraréis tapas y platos clásicos de la cocina tradicional catalana, perfectos para una…

Blacklab Brewhouse

Un restaurante que fabrica su propia cerveza En el Palau del Mar encontramos un lugar imprescindible para los amantes de la cerveza, Blacklab Brewhouse, en el que puedes disfrutar de una cerveza artesana hecha a pocos metros de la barra y acompañada la mejor cocina que fusiona sabores internacionales.BlackLab nació como un proyecto start-up fundado por un cervecero americano y una restauradora chino-española en 2014. Está formada por un equipo profesional, joven e internacional que…

El Bandarra

La alta cocina camuflada en tapas   Es así. Veníamos a tomar unas tapas y no esperábamos descubrir una gastronomía tan cuidada y de un gusto y creatividad exquisitos; aunque, algo así nos imaginábamos. Nos habían hablado de David Guizy, chef que, tras una larga y fructífera trayectoria por varios restaurantes con estrellas Michelín, ha decidido encargarse de renovar lo que fuera El Bandarra. El nombre se ha mantenido, pero el proyecto es completamente distinto: una carta renovada de tapas (¡y…