Llamber

 20 julio, 2020      por Pau Roigé Gargallo

Tapas creativas para compartir en el Born

Paseas por el Born, uno de los barrios más bonitos de Barcelona. Ves Santa Maria del Mar, el Fossar de les Moreres, los callejones y el Centro de Cultura y Memoria y, de repente, te entra hambre. No quieres un restaurante cualquiera; quieres acertar. Te giras y ves el Llamber. Te acuerdas de un artículo que leiste en Un Buen Día en Barcelona donde un tío te decía que está riquísimo. Decides entrar.

Llamber

Un Arroz seco mar y montaña para flipar!

Esta situación se podrá dar de ahora en adelante cuando vayas por el Born. Llamber es un sitio que lleva abierto un poco más que otros restaurantes de la zona, y es porque saben lo que hacen. Sentados en bases asturianas, decidieron experimentar en justa medida con la cocina mediterránea, y crearon este local con mucho encanto y mejor comida.

En Llamber todo está pensado para ser compartido. Nosotros fuimos a comer y probamos bastantes cosas; aquí las tienes.

Empezamos con una Ensalada de quinoa y algas con aliño de miso. Perfecto para comenzar de manera ligera pero original. Mucha gente piensa que el cereal es insípido, pero hecho como lo hacen aquí da gusto comerlo. Los tres tipos de algas hacen que sea un plato diferente y lleno de nutrientes. Un acierto!

Llamber

Un ejemplo de una curiosa pero efectiva combinación de sabores: remolacha y pistacho.

Después pasamos al carpaccio de remolacha con langostinos, yogurt, frambuesas y pistachos verdes. Reconozco que no soy muy fan de la remolacha, pero en este caso me lo comí todo y hubiese repetido. El pistacho le da un toque muy especial que pega muchísimo.

¿Qué más saben hacer en el Llamber? Arroz. Probamos el arroz seco con pack choi y gambas rojas. Un mar y montaña espectacular. Y para los fans de rascar la paella: sí, hay socarrat abundante.

Llamber

Pulpo asado con milhojas de patata y chimichurri marino.

No nos podíamos ir sin probar el pulpo asado con milhojas de patata y chimichurri marino, su plato más caro. De los mejores que hemos comido últimamente: tierno por dentro y crujiente por fuera. Además, la salsa le da un puntito picante buenísimo!

Acabamos con un par de postres. Primero pedimos unas fresas marinadas en vinagre de Jerez y pimienta, con helado de naranja sanguina y sabayón de flor de azahar; qué delicia, de verdad. Sabores muy reconocibles e intensos. También comimos una torrija de bizcocho japonés con helado de haba tonka, que te aseguramos que, si te gusta el dunce, te van a chiflar. Nunca habíamos probado unas torrijas con un twist tan bien hecho.

Llamber

Nuestro postre favorito: fresas en vinagre de jerez con helado de sanguina.

Para acabar, hace falta destacar que tienen una bodega muy completa, con opciones para todos los paladares! Y ya que estás, pásate por su bonito Instagram y verás lo que hacen.

Datos de interés:

Qué: Llamber.

Cuándo: DO – MI: 09:00 – 00:00h | JU – SÁ: 09:00 – 00:30h.

Dónde: Carrer de la Fusina, 5.

Precio: 30 – 40 € por persona (aprox.).

Contacto: 93 319 62 50 | Mail

Más información:  Web | Facebook  | Instagram

Compártelo con tus amigos y ayúdanos a llegar a más gente :)

Rekons

Las mejores empanadas argentinas están en Sant Antoni Ya sea antes de ir a ver una peli en versión original a los cines Renoir, ya sea para disfrutar de su terraza con un vermut un domingo por la mañana tras el paseo de rigor por el Mercado dominical de Sant Antoni (de esto ya os hablaré otro día) o ya sea para acompañar un sábado perezoso en casa pidiendo a domicilio, no hay mejor elección que las empanadas argentinas de…

Indígenas

Las tapiocas más trendy en Barcelona Brasil es sabor, diversión y relax e Indígenas es el embajador de este lema en Barcelona.  En el interior de los Jardines de la Industria encontramos una terraza donde el sol calienta lo justo.  Frente a un local acogedor,  se fusionan la cocina brasileña y asturiana en el ambiente desenfadado y friendly que buscabas.No puede faltar en tu visita una tapioca,…

Suís & Bowls

El sitio que gustará a todo el mundo Hasta hace poco Suís & Bowls era una granja de toda la vida perdida por Gràcia, donde hacían lo que todo el mundo se espera de un local de estas características: suizos, cafés, croissants y algún bocadillo. Ahora ha cambiado; ha cambiado mucho. Si pasáis por delante pensaréis que se parece a una granja a lo que un huevo a una castaña. El secreto está dentro, en la carta: junta lo más de…