L’Olivé

 2 marzo, 2018      por Pau Roigé Gargallo

La cocina tradicional con más estilo

Seguramente, si se habla de cocina tradicional catalana en Barcelona, uno de los restaurantes que viene a la cabeza es L’Olivé, al lado de Plaça Universitat. Será por algo, ¿no? Este maravilloso local sigue ofreciendo lo mejor de nuestra comida pero ahora con un local totalmente renovado donde es una delicia pasar un rato.

Olivé

¡Menuda paella hacen en L’Olivé! Se nota que son expertos

Entrar en L’Olivé es un festival de buen gusto. Desde la misma recepción, pasando por un pasillo donde ves los cocineros trabajar y llegando a la joya de comedor que han hecho, es todo una gran premisa para la genial comida que te vas a encontrar.

Pero entremos a hablar de comida que para esto hemos venido. Si empezar por algo para compartir es lo clásico, ¿para qué cambiarlo? Nosotros empezamos con una tarrina de foie gras con manzana dulce, fresones y Moscatel. Es un plato que sorprende por lo fácil que entra. El paté está tan tierno y sabroso que te vas a enamorar.

Olivé

Impresionante terrina de foie gras

También probamos las anchoas de Santoña y la ensalada de ventresca con tomate y cebolla, dos platos súper naturales y sencillos, tratados de la mejor forma y con los mejores ingredientes. Y un plato indispensable en cualquier aperitivo: los buñuelos de bacalao, ¡qué delicia! Cabe decir, como nota, que en las fotos aparecen medias raciones, ya que no nos podíamos resistir a probar los mayores platos posibles.

Entramos en los principales con altas expectativas, ¡y vaya si se cumplieron! El tartar de atún rojo «casi» al natural es una delícia. Tiene aceite, sal y un toque de soja que le da el toque de gracia.

Olivé

No te pierdas el Tartar de atún «casi» al natural (con unas gotas de salsa de soja)

Y los amantes de las paellas que se preparen, porque las que hacen en L’Olivé son de campeonato. Nos dijeron que la acostumbran a hacer al dente, cosa que a nosotros nos gustó, pero si lo prefieres de otra forma ¡acuérdate de decirlo al pedirla! Esta decisión hace que entre en juego no sólo el sabor, sino también la textura. Nos pedimos la de pescado y marisco, pero tienen otras variedades para elegir.

El último plato principal fue uno de los reyes de la carta: el chuletón de Nebraska. Es «sólo» carne con aceite, romero y sal gorda. Pero, ¡qué carne! Jugosísima, hecha al punto, tierna y con un sabor intenso. Es un acierto seguro.

Olivé

Esta deconstrucción de tiramisú es la manera perfecta (y golosa) de acabar la comida

Para postres nos pedimos un tiramisú «por partes», una especie de deconstrucción del postre clásico que lo hace muy interesante.

Como veis, tienen una carta que no te la acabas, con productos de temporada y, en su mayor parte, de la tierra. Cotillea sus redes para ver más platos y su bonito local.

Datos de interés:

Qué: L’Olivé.

Cuándo: L – D: 13:00 – 16:00h y 20:00 – 23:30h.

Dónde: Carrer Balmes, 47.

Precio: aprox. 30/40€ por persona.

Contacto: 934 52 19 90 | Mail 

Más información: Web | FacebookInstagram

Compártelo con tus amigos y ayúdanos a llegar a más gente :)

Café Godot

Si a Godot has de ir, compartir es vivir Entre la Vila de Gracia y Torrent del L’Olla existe un rincón que hace las delicias de los que están deseando terminar la jornada. Hablamos del conocido Café Godot, un espacio gastronómico multicultural que reconocerás desde fuera por los grandes ventanales que flanquean los escalones para atravesar la puerta hacia el mundo godotniano.El ambiente en el interior es íntimo y acogedor a la par…

Tantarantana

La taberna cosmopolita del Born Hace más de 15 años que las calles del Born vieron nacer Tantarantana que ahora es ya, un clásico del barrio.  Cocina mediterránea y de mercado de primera calidad, serán tu apuesta segura.Tantarantana es simbolo de una cocina honesta, todo con productos estrella y siempre que es posible km 0. Ya sea que quieras tapeo a gusto en la terraza o comer…

Popeye

Cocina mediterránea en Les Corts El barrio de Les Corts esconde grandes enclaves gastronómicos de los que poder disfrutar, que hacen, junto con sus tranquilas plazas, parques y callejuelas, de este barrio uno de los más idóneos para pasar una agradable jornada en cualquier época del año. Y, para que toméis nota, el restaurante Popeye constituye uno de los más especiales. [caption id="attachment_19391" align="aligncenter" width="700"] Las Bravas con alioli de chistorra y el pan de cristal con tomate y aceite…