Dios ha muerto, pero la comedia no

El mexicano Carlos Ballarta prosiguió la temporada de la productora Monologamia, después del exitoso inicio de Connie Ballarini. La productora apuesta por un equipo compuesto por puros latinos, tanto exiliados residentes en Barcelona como cómicos invitados que no dudan en saltar el charco para hacer reír a estas otras personas, de lenguaje seco y ceceo imperante, pero tan parecidas al fin y al cabo.

Monologamia

Hacer reír desde la seriedad.

Si uno se sumerge en las galerías Maldà puede obnubilarse con tiendas freak de todo tipo. Si te gusta Harry Potter, si eres fan convencido de Star Wars (la saga original, se entiende) o adicto a Juego de Tronos, deja la cartera en casa antes de pasear por este túnel de maravillas o corres el riesgo de arruinarte. Por fin, si logras despegarte de los escaparates, es muy posible que tus pasos te lleven a la salida que da a Carrer del Pi. Pero cuando piensas que lo has logrado, hay unas taquillas medio ocultas bajo una escalera y un cine de los antiguos, de los de palco y cortina. Allí podías encontrar el espectáculo de Carlos Ballarta y ahí sí merecía la pena llevar la cartera encima o corrías el riesgo de perdértelo.

Monologamia

Carlos Ballarta se enfrenta a Dios.

Donde Connie era fuego, Carlos es agua calma. Si el estilo de la argentina era una metralleta histriónica, el mexicano acurruca el humor en sus silencios, en su pausa cadente. El monólogo arranca con observaciones culturales, diferencias y similitudes entre la patria de origen del protagonista y la del escenario que pisa. Carlos esquiva la chabacanería y el chiste fácil, y en muchas ocasiones no provoca una carcajada de mandíbula batiente, pero sí una sonrisa ácida, incómoda, de esas que se rinden ante una verdad que duele.

Monologamia

Carlos Ballarta se enfrenta a la nada.

A pesar del título, es una obra totalmente apta para cristianos, porque el cómico es capaz de ironizar sobre cualquier tema desde el respeto y la objetividad. El mejor ejemplo es la manera que tiene de acercarse a un tema tabú como el aborto y defender su postura con una elegancia sublime. La boca del espectador no sabe si esbozar una sonrisa o quedar boquiabierta. Algo deben estar haciendo bien los chicos de Monologamia si logran juntar bajo el mismo paraguas a Connie Ballarini y Carlos Ballarta, sin olvidar los shows que quedan por venir:

Datos de interés:

Qué: «Puedo cambiar», monólogo de Fabrizio Copano (Chile)

Cuándo: 21 de marzo, 22:00h

Cuánto: 12€

Dónde: Cine Maldà (Carrer del Pi, 5)

Cómo llegar: <metro> Liceu (L3) / Jaume I (L4)

 

Qué: «Si saben cómo nos ponemos, pa´ qué nos conquistan», monólogos de varios cómicos latinos residentes en España.

Cuándo: a partir del 9 de noviembre

Cuánto: 10€

Dónde: Cafè Teatre Llantiol (Carrer Riereta, 7)

Cómo llegar: <metro> Liceu (L3) / Sant Antoni (L2)

Más info: Facebook | Twitter | Instagram

 

 

Compártelo con tus amigos y ayúdanos a llegar a más gente :)

Sil de Castro en «¡Mira mamá, estoy en El Molino!»

Humor a primera vista Sil de Castro aterriza con un espectáculo de monólogo-burlesque cuyo nombre deja muy claro dónde encontrar a la artista: “¡Mira mamá, estoy en El Molino!”. Esta simpática valenciana (así nos lo recuerda orgullosamente a lo largo de la obra) cumple su sueño de actuar a solas en este clásico cabaret tras haber cosechado el éxito con su Cabaretazo en el VII Burlesque Festival el año pasado. Podréis acudir a ver su nuevo espectáculo cualquier sábado hasta el 26…

Los Vivancos. Nacidos para Bailar

Los Vivancos: Nacidos para Bailar Tras triunfar con sus espectáculos 7 Hermanos o Aeternum por más de 30 países y bailar frente a cerca de un millón de espectadores Los Vivancos llegan a Barcelona para presentar su  tercera producción Nacidos para Bailar, un espectáculo que explora en la historia de la música y adapta grandes éxitos cantantes a su personal estilo de baile. En Nacidos para Bailar volveremos a escuchar a Metallica o Deep Purple entre otros muchos. Los Vivancos han creado un increíble Show…

Magno el Mentalista

Viernes de mentalismo en el Teatre Neu : ¿Estamos programados? Cada viernes por la noche, el ilusionista Magno se sube al escenario para responder a la pregunta que da título a su espectáculo: ¿Estamos programados? No hará falta esperar al final del show para conocer la respuesta. ¿Estamos programados? Es un espectáculo que cuenta con más de 7 números completos en los que Magno demuestra al público conocer hasta los más recónditos rincones del cerebro de sus espectadores. Número tras…