Spoonik

 27 junio, 2021      por Pau Roigé Gargallo

Última temporada de un mito de la restauración barcelonesa

Barcelona tiene un montón de experiencias culinarias originales. Son tantas que es difícil categorizarlas como «únicas». Esto es ahora, pero hace ocho años esto no era así. Es gracias a un par de cocineros bastante locos (¿unos genios?) que abrieron un restaurante clandestino que ya se ha convertido en un mito: Spoonik. Este verano será su última temporada… es importante que vayáis.

Spoonik

El plato más clásico de Spoonik: Oda al maíz.

Jon Giraldo y Jaime Lieberman, colombiano y mexicano, abrieron Spoonik en 2013 e inmediatamente empezaron a llenar sus mesas con amantes de la cocina atraidos por la singular y única imaginación de los cocineros. Ahora han considerado que es momento de acabar el proyecto con un menú compuesto por los platos más míticos y otras creaciones nuevas. Jon y Jaime te abren las puertas de su preciosa casa (literalmente) para que brindes con ellos por ocho años fantásticos.

Lo mejor es que vayas a Spoonik sin saber demasiado, por lo que no vamos a desvelar todo lo que va a pasar en esta casa de Gràcia durante el largo menú degustación. Y no solo nos referimos a la comida: la experiencia va mucho más allá. Además, parte del disfrute viene gracias a Sergio Lieberman, el sommelier que ha creado un maridaje para cada plato que te recomendamos que añadas a tu menú. Si no incluyes maridaje, vas a disfrutar de media botella de vino, que también está muy bien.

Spoonik

En Spoonik comes (literalmente) en el comedor de la casa de Jaime y Jon.

Uno de los platos emblemáticos que no podían faltar es la Oda al maíz, un precioso homenaje a uno de los ingredientes imprescindibles de la cocina latinoamericana. Texturizando el maíz de diferentes formas, consigue elevarlo a la alta cocina de manera muy elegante.

Spoonik

Ajo blanco en texturas, melón al maretto y anguila ahumada.

Nos encantó su interpretación del Ajo blanco de toda la vida, añadiéndole melón al amaretto y anguila ahumada y, nuevamente, jugando con las texturas como solo ellos saben.

A parte de estos platos, vas a poder comer lubina, meloso de ternera, tubérculos y una interpretación de la primavera. Te lo decimos así para no hacerte demasiados spoilers, ¡que la sorpresa se agradece!

Spoonik

Es impresionante como de algo tan básico como el yogurt, Spoonik puede sacar este plato.

No pueden faltar los postres, claro está. El pre postre nos voló la cabeza: «Todo el yogurt», o yogurt en casi diez texturas y formas diferentes. Espectacular. El postre principal es uno de los que repiten temporada, el Casta diva. Es todo un espectáculo que te va a enamorar, ya verás por qué.

Todo acaba con petit fours y un poco de café al gusto. Vas a salir de allí lleno pero ya echando de menos una experiencia que no vas a volver a repetir nunca más.

Viva Spoonik. Viva Jon Giraldo y Jaime Lieberman.

Datos de interés:

Qué: Spoonik.

Cuándo: 04/06 – 22/07 y 09/08 – 18/09. Vi y Sá: 19:00 h y 21:30 h.

Dónde: Plaça Lesseps, 13.

Precio: 75€ el menú degustación. Opción de maridaje por 25 y 45€.

Contacto: Web | +34 648 085 209 Instagram

Compártelo con tus amigos y ayúdanos a llegar a más gente :)

Cometa Pla

Un espacio ecológico, bio y saludable en el Gótico.  Cuando te pierdes por Barcelona, descubres que cada rincón es diferente pero que cada uno te puede entregar algo para descubrir, en Carrer del Cometa, hay un restaurante mediterráneo que te espera con una selección de vinos indicada para cada plato, con una minuciosa preparación y originalidad en sus comidas.Una de las primeras cosas que nos dijo el personal fue:…

Xiringuito Escribà

Cocina de primera frente al  mar Nuestro concepto de una tarde perfecta: un día soleado, vistas al mar, copa de vino en mano y comida mediterránea fresca ¿Dónde?  Lo encontramos todo en Xiringuito Escribà.El chiringuito está a dos pasos de la Playa de Bogatell y cuenta con un espacio exterior perfecto para disfrutar la brisa del mar y vistas de primera, todo desde su ambiente relajado y sofisticado.  Sobre la…

Casa Rafols

"La ferretería que soñaba con ser restaurante" Así es. Corrían tiempos aciagos allá por principios del siglo pasado cuando el actual Casa Rafols era una prestigiosa ferretería que asimismo hizo las veces de club social clandestino más adelante durante la Guerra Civil . Allí sus clientes habituales y otra gente de la ciudad buscaban dar salida a sus inquietudes políticas, sociales y empresariales. En las catacumbas de la ferretería, entre tuercas, tornillos y quién sabe qué otro tipo de artilugios,…

Deja una respuesta