Casa de Sam

 9 diciembre, 2018      por Isa Mosquera

Un viaje directo a la cocina tradicional vietnamita

La comida del sudeste asiático llegó con fuerza a Barcelona en los últimos años, y sin duda sigue dando mucho de qué hablar. Sin embargo hoy os vamos a hablar del restaurante pionero de cocina vietnamita en la ciudad, Casa de Sam. Fundado en el año 1988, llevan años sirviendo platos tradicionales de la gastronomía de su país.

casa de sam

¡Cuac, cuac!

 

Visitar un restaurante conociendo la historia que se esconde tras sus puertas hace la experiencia mucho más enriquecedora. El chef Cong Tac Sam, junto con su familia, llegó en los años 80 a España con su familia desde Vietnam como refugiados políticos escapando de la guerra. Con solo 23 años, se embarcó en la aventura de abrir el primer restaurante vietnamita de Barcelona de todo lo aprendido de la comida casera de su madre.

Una servidora se declara fan incondicional de la cocina vietnamita en general pero de Casa de Sam en particular. Si sois grandes amantes de esta cocina, y sino, también, Casa de Sam es una visita imprescindible en la ciudad.

casa de sam

Sin más rodeos, pasamos a contaros qué platos tuvimos la oportunidad de probar. Como pistoletazo de salida a este viaje por la gastronomía vietnamita empezamos con los canelones Hanoi, rellenos de pato con verduras al vapor y salsa de cacahuete. Se trata de un plato frío con un toque dulzón, resultando un contraste muy curioso.

Seguimos con unos rollitos vietnamitas, en este caso vegetales, servidos con lechuga y menta, un clásico que no podía faltar. Y para contrastar, nos animamos a un entrante caliente, los pinchos de langostino y pollo con salsa de cacahuete suave.

Nuestro favorito fue el Bun Chan, tanto por su sabor como su presentación. Es una de las sopas más conocidas en Vietnam, y toda una experiencia. Tú mismo te debes preparar el plato, te sirves todos los ingredientes en un bol: rollito de langostino al vapor, fideos de arroz, pollo, menta, lechuga, soja y zanahoria, y por encima salsa vietnamita, y ¡a comer!

Como platos principales primero degustamos un arroz frito con huevo y ternera picante al curry, un plato contundente y muy sabroso, sin duda una buena elección si queréis algo distinto y que llene. Para terminar, nos decantamos por los langostinos con salsa vietnamita, si sois amantes del cacahuete, este es vuestro plato.

casa de sam

Para cerrar una estupenda comida no nos podíamos ir sin probar sus postres, y por recomendación de la casa elegimos dos panacottas caseras de leche de coco, una con azúcar blanco y otra con azúcar moreno, y una crema de sésamo con sorbete de mango y jengibre y plátano. Una exquisitez para terminar una comida por todo lo alto.

¡Good morning, Vietnam!

Datos de interés:

Qué: Casa de Sam.

Dónde: Calabria, 234.

Cuándo: de 12 h a 16 h y de 20 h a 23:30 h.

Precio: 20 € por persona.

Contacto: 601 253 573 / 93 322 57 59.

 

 

Compártelo con tus amigos y ayúdanos a llegar a más gente :)

(NOW) Not Only Wine

Platillos sofisticados para amantes del vino Nos llamó la atención su máquina expendedora de vinos. Un “self service” en el que puedes escoger entre algunas de las más de 100 referencias que tienen en bodega. Uno de los muchos encantos de esta vinoteca-restaurante situado en una coqueta y discreta plaza del barrio de Sant Gervasi.Not Only Wine abrió sus puertas en Barcelona en 2014 como un…

La Llave

El buen gusto de la cocina castiza Quizás has pasado por la esquina de Bailén con Consell de Cent y has visto el letrero de La Llave, pero nunca has entrado. Hasta que alguien te lleva. Entonces te preguntas qué habías hecho todo este tiempo sin entrar y, aunque no lo sepas, tiene algo que ver con esto: sin reserva previa, raramente encontrarás mesa dentro. Es parte de su idiosincrasia, una tradición culinaria y de excelencia que se ha gestado…

Frankie’s Gourmet

Frankfurts Cinco Estrellas Como toda idea bien parida, Frankie's Gourmet nace de una pasión: el amor por las salchichas. Sin más, un amante profundo de este gran clásico decidió un día explorarlo y evolucionarlo. Y así llegó a la luz la ilusión de crear un frankfurt que fuera más allá de la ya de por sí delicia que son su pan, su ketchup y su mostaza de siempre. Al fin y al cabo, ¿por qué dejarlo ahí si podemos combinarlo con…