El Bosc de les Fades

 8 octubre, 2021      por Fanny Hebrard Flores

Escapa de la rutina y cambia de aires

Este local es mágico, está rodeado de extraños árboles y habitado por hadas y gnomos. Situado en pleno corazón del Barrio Gótico, en un callejón cercano a las Ramblas. Se trata de un local de seres fantásticos escondido entre los alambres de la ciudad.

El bosc de les Fades

Si estás haciendo turismo por el centro, vale la pena desviarse un poco y visitarlo. Se encuentra al lado del Museo de la Cera pero tendrás que servirte carteles informativos para llegar hasta él; no creerás que te revelarán su ubicación tan fácilmente, ¿no? Si has conseguido alcanzar su acceso, podrás introducirte por el Pasaje del Tiempo, un local muy llamativo con una vitrina repleta de  figuras de Origami con formas animales, o por un acceso más discreto situado al fondo de la calle. Sobra decir que nosotros recomendamos pasar por el primero.

El Bosc de les Fades

Este bar es literalmente como un cuento de hadas. Dividido en diferentes salas, ambientadas con temáticas variadas, está lleno de rincones donde tomar una copa tranquilamente, en pareja o en grupo. Conocido por su excéntrica decoración, el bar está repleto de árboles y vegetación selvática y también cuenta con un techo plagado de estrellas, un pasaje con un puente que pasa sobre una fuente y un hada bañándose en ella. Enanos, cascadas, un dormitorio con una mujer levitando en una esquina… y otros muchos detalles que te trasladarán a un mundo de fantasía. No olvidemos la banda sonora, que imita los ruidos del bosque con sonidos de grillos y otros animales nocturnos.

El Bosc de les Fades

El ambiente y el tipo de público varían según el día y la hora, lo que lo convierte en un bar estupendo para ir con amigos, en pareja o en familia. La tenue iluminación lo hace perfecto para un tête à tête íntimo pero la decoración y su localización también lo hacen idóneo para sentarse a tomar algo y pasar un buen rato en grupo.

El precio no es precisamente económico pero, sólo por la localización y la decoración del lugar, vale la pena pasarse. El local sirve tapas, bocadillos, cafés, refrescos y, si te interesa más el ambiente nocturno, podrás elegir entre una variada selección de cócteles.

Entrar al Bosc de las Fades es como cumplir el sueño de un niño. Coexistir con seres mágicos en un entorno que no podrás reproducir en ninguna otra parte, no tiene parangón. Sumérgete en un mundo surreal y único en compañía de tus amigos o sólo y disfruta de todo lo que el Bosc de las Fades tiene para ofrecer.

Datos de interés:

Dónde: Passatge de la Banca, 5.
Cuándo: de 10:30h a 00:30h.
Precios:

  • Cafés entre 1,50€  y 3€ (¡Ojo! El precio se duplica después de las 17h)
  • Cócteles entre 6€ y 8€
  • Cervezas desde 3,30 €
  • Sándwiches fríos y calientes desde 3-4 €
  • También sirven vino, cava, tapas, tés, infusiones y refrescos

Cómo llegar:

  • Metro: Drassanes (línea 3)
  • Bus: 120, 14, 59, 91, 64, D20, H14

Más información en Facebook, Instagram y su página web

Compártelo con tus amigos y ayúdanos a llegar a más gente :)

VICINO

VICINO Para aprovechar los últimos días de playa y paseos por la Barceloneta os recomendamos este pequeño y acogedor bar de estilo italiano para cenar de forma sencilla y curiosa con productos frescos 100% italianos.Vicino es el restaurante hermano del Maka-Maka, que se encuentra al otro lado de la acera de éste. En este pizza bar os sentiréis acogidos por una decoración cálida con lucecitas por todas partes y unos camareros muy simpáticos…

Marmalade

De copas por el Raval En pleno Raval nos encontramos el Marmalade, un bar que te lleva directo a una mezcla entre la Habana y el NY de los 50. Es sin duda una muy buena opción para una cena de grupo o tomar unas copas.Este es otro de los proyectos de Paul y Rebeca, que tras una larga temporada en USA y con pocas ganas de volver a su Irlanda natal, fijaron Barcelona…

Ginger Ale, lo más trendy en coctelería

Prepárate para decirle adios a tu querido gin tonicLa ginebra es la bebida más popular entre todos, de eso no cabe duda. Sin embargo, llega un punto que ya aburre pedirnos lo mismo de siempre. Confesémoslo, por muy fieles que le seamos al gin, hay días que nos apetece innovar y cambiarlo por otro cóctel. Quizá el toque que diferencia una copa de otra no es el tipo de alcohol, sino con qué lo acompañas.…