Catacroquet

 4 febrero, 2018      por Olivia

Croquetas a raudales

Para muchos –y me incluyo-, el Poblenou es un barrio misterioso donde pasan cosas pero no lo parece… Sin embargo, últimamente están aflorando locales que van dándole vidilla, ¡y muy buena! Por ejemplo, hace unos meses te presentamos Sopa, vecino de Catacroquet. Nótese que ambos cuentan con terrazas cada una más envidiable que la otra, especialmente ahora que viene el buen tiempo.

Volviendo al tema, ¿que por qué a nadie se le había ocurrido abrir un restaurante de croquetas? Eso es algo que nunca sabremos, amigos. Dejemos ese misterio para el Saber Supremo del Comer. Por ahora podemos agradecer a las mentes creadoras del Catacroquet por existir.

Catacroquet - Croqueta de Ceps

La idea surgió de un padre aficionado a la cocina que un buen día decidió hacer croquetas experimentales en casa, que vinieron seguidas de un ¡oh, qué buenas!, y de una hija emprendedora que sumó a la carta diferentes platos que fue recogiendo por el mundo en sus viajes. Y así fue como nació Catacroquet, un lugar versátil al que puedes ir de picoteo croquetero o de cena más bien contundente. Actualmente, ese mismo señor es hoy el maestro croquetero chef de Catacroquet.

Obviedades aparte, el curioso nombre de este lugar no alude únicamente a la cata de su producto estrella, sino a la familiaridad del local y al origen de sus creadores –oriundos de Zaragoza, al igual que la expresión “me he quedado catacroquer” que, según entendemos, indica sorpresa-.

Catacroquet - Croquetas Barcelona

Pero bueno, a lo que vamos: croquetas. Croquetas por todas partes. Tantas que el menú del Catacroquet se divide en lo croquetable y lo no croquetable. Y es que en Catacroquet las hay y muchas, y bien grandes, y bien fritas y bien ricas. Y de todo tipo, además. Las hay raras, inventivas, clásicas, saladas y dulces. Sí, habéis leído bien: aquí podéis tomar croquetas de postre.

Catacroquet - Croquetas Barcelona

Nosotros probamos las ceps, butifarra y mozzarella y, gustos aparte, solo podemos decir que cualquier cosa redonda, grande, bien frita y que se puede comer con la mano es deliciosa. Si aún encima combina ingredientes creativos con los apreciados sabores de siempre… Aceptémoslo, nadie dice que no a una croqueta. Ahora, lo no croquetable también está bastante bien, pero nos quedamos con las croquetas, más ricas y más divertidas.

Así pues, Catacroquet se ha adueñado del gran invento español que son las croquetas y les ha dado una chispa internacional e inventiva que las hace aún más irresistibles. En conclusión:

Cocina tradicional de mercado + Toque de reinvención moderna = Catacroquet

Catacroquet - Croqueta dulce barcelona

Datos de Interés 

Qué: Catacroquet

Dónde: Carrer Almogàvers, 211

Horario: M-S 12:00h-24:00h / D 12:00h-17:00h

Precio: 15€-25€/persona o 10,50€ Menú de Mediodía

Contacto: 932 809 059

Web: Catacroquet

Compártelo con tus amigos y ayúdanos a llegar a más gente :)

The Growler

Un paraíso cervecero en L'Eixample ¿Y si en lugar de ir a beber cerveza con amigos vas a degustar y disfrutar de una cerveza artesanal con amigos? The Growler es el paraíso terrenal en Barcelona para los amantes de la cerveza. Un bar cuidado y ameno para ir a degustar, beber, regalar, comprar o compartir cervezas artesanales.The Growler nació en Febrero de 2016, fruto del sueño de Ricardo y Goretti de volver a Barcelona después…

Salas de música en Barcelona

Barcelona y la música, descubre sus salas Barcelona es un sitio privilegiado para poder disfrutar de una oferta multicultural, todo sabemos eso. Debido a su excelente ubicación, tiene un flujo de turistas constantes lo que dota a la ciudad de un colorido y una mezcla de idiomas y culturas casi únicas, que se ve reflejada en su oferta de locales nocturnos. Lo que también nos aporta Barcelona, desde un punto de vista musical, es una amplia variedad de salas de…

El Mercader de l’Eixample

Cocina slow food con productos de proximidad El Mercader de l'Eixample es un lugar donde la pasión por el buen comer se une con el encanto de una casa con terracita en el conocido Passatge de Mercader, un pequeño pasaje que une las calles Provença y Mallorca.  El lugar, céntrico, pero a la vez tranquilo, apenas necesita presentación. Si has pasado por delante seguro que lo recordarás, es un lugar que te cautiva…

Deja una respuesta