Nairod

 31 enero, 2020      por Rafa Casimiro

Nairod, un rookie con mucha clase 

Nos encontramos ante una de las grandes irrupciones en la escena gastronómica barcelonesa y lo hace con una propuesta con raíces, gran escuela y muchas horas de cocina. Al timón de este barco llamado Nairod está David Rustarazo («Rusti» para los amigos) quien ha conseguido poner a su restaurante entre los 8 mejores rookies y los 50 mejores restaurantes de Barcelona de 2019 según Macarfi. Y todo ello en apenas algo más de un año de vida.

nairod

Mollejas con envidia asada y alcaparras

Rustarazo ejecuta una cocina que, por tradicional, podría parecer sencilla pero que él lleva a su máxima expresión. Además, (y es de agradecer) no muestra complejo alguno en dejar pinceladas de sus raíces culinarias (claramente afrancesadas), sus maestros (se formó sobretodo en los fogones de Coure con Albert Ventura) y todo lo que ha ido cosechando a lo largo de su carrera hasta botar su propio barco. La carta, que suelen adaptarla casi a diario, resulta muy atractiva y en ella nunca faltan algunos clásicos como la caza, la casquería y guisos de cuchara.

nairod

Ostras Gillardeu

Empezamos degustando unas ostras Gillardeau en un alarde de «valentía» por mi parte ya que no son muy de mi devoción. Pero, oh, sorpresa, al descubrir (mientras mi compañera de mesa me recuerda que están vivas) la finura de su carne y el delicado aunque potente sabor yodado a mar. Maravilloso comienzo.

Nairod

Croqueta de pollo, especias y cheddar

Si la croqueta de Coure es famosa, se debe en gran parte al buen hacer de «Rusti» quien durante varios años estuvo a cargo de ellas. En este caso, la que ofrece en su proyecto personal (aunque me consta que las va cambiando) es de pollo, especias y queso cheddar cuya cremosidad se notaba particularmente en boca.

Unos de los platos fuertes de la noche fue el rabo de buey con parmentier de patata. Es cierto que recuerda mucho al que hacen en Coure pero lamentablemente no consigue exactamente el mismo resultado. El interior del medallón, al desmenuzarlo, presentaba un cierto nivel de sequedad que agradecía ser untado en la salsa que lo acompaña (espectacular).

nairod

Rabo de buey

Acto seguido llegó el plato que a mi juicio fue el mejor de la noche:  mollejas con endivia asada y alcaparras (foto inicial de este artículo). Las mollejas acostumbran a generar rechazo por su textura y porque sin cocinar no tienen un aspecto demasiado atractivo. Pero qué forma de cocinarlas, qué sabor y qué punto les dan en Nairod. Un 10 absoluto. Las acompañan, sin quitarle un solo ápice de protagonismo, unas endivias asadas y unas alcaparras y todo ello armoniosamente hilado con un jugo de carne potente y de textura gelatinosa.

Todo esto, si vais a Nairod, pasará en un salón austero pero cómodo y agradable donde detalles como una cuidada selección de vinos, una luz tenue o una cubertería «retro» dan un toque muy especial a la experiencia.  Nairod en su conjunto, su chef y su propuesta gastronómica rezuman honestidad, autenticidad e incluso se podría decir que un punto de humildad (a pesar de las maravillas que sirven en un plato). No se pretende engañar a nadie ni encubrir ningún plato con añadidos superfluos e innecesarios. Lo que ves es lo que hay, pero hay mucho.

Le deseamos todo lo mejor a Rustarazo y su equipo. Por su valentía, porque es siempre positivo que restaurantes como este vayan surgiendo y por poner en valor ciertos platos que tuvieron mejor reputación en otras épocas pero que son sin duda atemporales.

Datos de interés:

Qué: Nairod.

Dónde: Aribau 141.

Cuándo: LU – VI  13:15 – 15:30 h  y 20.15 – 22.30 h, SA – DO: Cerrado.

Precio:  35 – 45 €/persona (aprox.)

Contacto: 938 08 92 60.

nairod

Juego de luces en el salón de Nairod

Compártelo con tus amigos y ayúdanos a llegar a más gente :)

Pla de la garsa

“Quien olvida sus orígenes, pierde su identidad” Así reza el lema de este clásico  ubicado en el céntrico barrio de El Born.  Su propuesta va sobrada de raíces y tradición gastronómica catalana. No faltan las verduras, los quesos, los embutidos, los patés y los guisos tradicionales. Aún mejor que su platos, este lugar destaca por su interior y su decoración, bonito y acogedor como pocos. Regentado por Toni y Pol (padre e hijo), Pla de la garsa es un sitio…

Bicos Restaurante

Restaurante gallego de tradición contemporánea En plena Avenida Diagonal encontramos un trocito de Galicia, un proyecto que hace apenas 6 meses ha salido a la luz. "Es lo que das cuando entras y lo que dejas cuando te vas. Es fusión, es sabor, es volver a tus raíces y es sentirte como en casa."Bicos nace como proyecto de Edu Pereira, con el fin de acercar su cocina, conjugando los sabores de…

Flax & Kale

Ni vegetarianos, ni carnívoros: Flexitarianos El nombre de Flax & Kale, un increíble restaurante de cocina flexiteriana, hace referencia a dos ingredientes llenos de personalidad: Flax, un producto con mucho aporte de Omega 3 y Kale, que proviene de la familia de las colas rizadas y aporta un valor nutricional superior al estándar.La cocina flexiteriana se trata de una dieta vegetariana flexible basada en verduras y frutas, que también incorpora proteína…