Señor Brown

 4 julio, 2016      por Olivia

El think piece del cacao

Señor Brown es un portal a un universo paralelo de esos que están pero no existen a menos que queramos verlos. Entrar en esta pequeña chocolatería líquida experimental puede tener dos resultados: hay quien echa un vistazo y compra alguna delicia peculiar o simplemente se va y hay quien se queda para descubrir de qué va esta propuesta inusual que provoca a la curiosidad. Y es que esta chocolatería es 100% fiel a su definición: está viva, es cambiante y creativa en el sentido más extenso de la palabra.

La forma de ser de Señor Brown es tan valiosa como -desafortunadamente- inusual, así que merece contarse con mucho tacto y delicadeza. Vayamos por partes: para empezar, debemos remontarnos al origen del chocolate, al grano de cacao. Señor Brown quiere devolverle el respeto que una vez tuvo produciendo la forma primigenia del consumo de cacao: las extracciones líquidas. A pesar de ser uno de los alimentos más populares, el chocolate también es uno de los más desconocidos y maltratados y es por eso que la bebida que nos propone Señor Brown es un producto al que no estamos acostumbrados y que requiere de un par de tragos para aceptarlo y saborearlo. Señor Brown está convirtiendo al chocolate líquido en una bebida casi gourmet de gusto adquirido como pueden serlo el café, el vino o la cerveza.

Señor Brown - Un Buen Día en Barcelona

Ahora, lo especial de Señor Brown es su forma de hacer las cosas. Para mantener el producto vivo y evolucionarlo, trabajan experimentando constantemente con los procesos. Tan es así que cada día hay productos nuevos y únicos que no se repetirán nunca, ya que no siguen recetas y huyen de referentes; su experiencia con el cacao es la que avala el resultado de cada tanda de mochis, bizcochos al agua, extracciones, tabletas y demás.

Esta decisión de Señor Brown es sin duda un riesgo, pero uno que están más que dispuestos a tomar ya que lo que buscan es consentir a la materia prima de una manera muy artesanal para crear algo único, original y propio en el mundo del chocolate. Quieren dar oportunidad a lo inexplorado, a lo nuevo, en vez de repetir lo que ya nos sobra. En palabras del propio Miquel, chocolatero de la casa: «¿Para qué voy a hacer lo mismo otra vez si puedo hacer algo diferente?». En resumen, repetir tiene un precio alto: supone renunciar a lo que podría ser.

Señor Brown - Un Buen Día en Barcelona

Por esto mismo, el minúsculo espacio del que dispone Señor Brown se define mejor como el taller de un artesano abierto al público, lejos de una tienda, una cafetería o una chocolatería clásica. Es donde tiene lugar la creación y la experimentación, donde los prototipos con serie numerada -sí, nos referimos a los bizcochos y demás ensayos de productos- salen a la luz y son testados tanto por el público como por Miquel. Señor Brown es la propuesta que desnuda su pensamiento al público en pro de una pequeña delicia efímera.

Estos prototipos de metodologías son una forma divertida de llegar a conocer el producto y jugar con él para ver qué sale y a dónde nos puede llevar ese resultado: ¿qué posibilidades tiene tal masa? ¿qué pasa si tratamos estos ingredientes de esta manera? ¿qué saldrá si cambiamos esta parte del proceso?…

Señor Brown - Un Buen Día en Barcelona

Señor Brown es un lugar de culto puro, fiel devoto del chocolate, que nos da la oportunidad de ser parte del proceso y de reconocerlo y entenderlo cuando nos lo crucemos más adelante en otro camino. Es casi poético. Es la chocolatería líquida que cultiva la intriga del qué habrá la próxima vez mientras da un trato adulto al chocolate y demuestra que hay otra manera de hacer las cosas. Precisamente por eso, porque somos parte de la creación, la piezas se venden a unos precios ridículos en relación a su calidad: por a penas 1€, 2€ o 3€ puedes degustar las maravillas que surgen a partir de todo esto. Recientemente, se incorporó la novedad de presentar los prototipos de Señor Brown con serie numerada en su Instagram, previo a su venta de viernes y sábado.

En definitiva, Señor Brown es un ejercicio puramente creativo, sin objetivo definido, que huye de limitaciones para orientarse a lo que la propia experimentación le depare. Id, probad, hablad y pensad.

Señor Brown - Un Buen Día en Barcelona

Datos de Interés 

Qué: Chocolatería Experimental Señor Brown

Dónde: Carrer d’Enric Granados, 3

Horario: V-S 16:00h-20:30h

Precio: 1-5€/pax

Contacto: 656 285 537 / [email protected] 

Web: Señor Brown

 

 

 

 

 

 

 

Compártelo con tus amigos y ayúdanos a llegar a más gente :)

Restaurante Shibui Japonés

Especialidades japonesas de primera calidad ¡Hoy nos permitimos un capricho excelente! Visitamos uno de los mejores restaurantes japoneses de Barcelona. El restaurante Shibui Japonés es un lugar vanguardista de alta cocina con una reputación envidiable. A tan solo unos metros de la Plaza Francesc Macià encontramos este bonito y sobrio restaurante que todo amante de la cocina japonesa debería anotar en su agenda como visita obligatoria. A través de su elegante y espaciosa entrada accedemos al lugar donde nos recibe Claudia, muy…

2ª Edición de Baúl Weekend

Nada mejor que un bazar solidario de moda Premium Este sábado 17 de Diciembre, vuelve a Barcelona la 2º edición de Baúl Weekend. Es el bazar perfecto, en donde además de encontrar diversas vestimentas y complementos de marcas de lujo que son donados de modo altruista. Al asistir estarás colaborando con los fines benéficos del evento. La primicia de este año es la increíble subasta de un Birkin Hermès, que es un bolso casi imposible de obtener. Y que le sigue una interminable lista de espera para…

El Flako, cereales a la carta

¡El primer bar de cereales de Barcelona! Con una estética vibrante y colorida de los setenta, llega El Flako, el primer cereal café de Barcelona con más de 100 variedades de cereales. Una amplia gama de diferentes tipos de leche, toppings de chocolate o frutas, listos para servir en cualquier momento del día. "A mi me encantan los cereales y después de vivir una experiencia innovadora en un sitio de cereales en Colonia (Alemania) pensé que sería ideal abrir un espacio como este en Barcelona,…