Chivuo’s

 8 diciembre, 2019      por Isa Mosquera

Callejeros y orgullosos

En argot venezolano a un barbudo se le conoce como chivuo. Y también significa alguien sabio, experto, inteligente de un modo callejero y pícaro. Todo esto, barbudos y sabios, inteligentes y pícaros, fueron Juan Latuff y Alejandro Bringas, que tuvieron un match gastronómico hace cinco años: Juan aportaba la cerveza y Alejandro, la comida. Nació Chivuo’s. De la calle, del barrio, del pueblo, de Venezuela. Para la calle, para el barrio, para el pueblo, en Barcelona.

Chivuo's

Hay comida rápida por la que no importa esperar. Si marinan la carne mechada de cerdo y la asan durante 16 horas, si cada mordisco a un tequeño te provoca una sonrisa, si el beicon caramelizado te hace sentir un poco obsceno… que tarden lo que quieran, que esperamos felices.

No es fácil colarse en este ranking, por algo debe ser. En Chivuo’s mezclan el placer culpable de la comida norteamericana con un impulso irresistible hacia el toque alegre venezolano. Y nos hacen el favor de hacerlo en el centro de Barcelona. ¿Os he hablado ya de los tequeños? No me los saco de la cabeza…

Chivuo's

Tequeños, venid a mí.

Bien, una hamburguesería, muy familiar, muy cuidada y todo, pero… ¿no le falta una buena pareja? Y ahí llega la escena en la que un camarero planta una cerveza sobre la barra de uno de los tres Chivuo´s (Raval, Eixample o Gracia) y crea el silencio que da respuesta a la pregunta. Cerveza artesanal, por supuesto, no había otra solución. Para no casarse con nadie, la carta de cervezas se renueva cada semana, aunque nunca falta una buena variedad de Ipa, Pale Ale, Stout, Lager… con sed no te vas a quedar.

Chivuo's

Me pones dos cervezas, ¿y tú qué quieres?

Para celebrar los cinco años de Chivuo’s, o para celebrar la pequeña patria fuera de la patria, o para celebrar la familia. Para celebrar, en cualquier caso, el equipo de Chivuo’s reunió a sus trabajadores, a sus colaboradores y a algunos medios (entre los que afortunadamente nos encontrábamos) y montó una fiesta.

Hasta para eso supieron encontrar una receta perfecta: una entrada con estética de matadero, un espacio diáfano, dos dj´s alternativos, el diseñador de la marca dibujando en directo, y mucha comida, y mucha bebida, palabras emotivas y sinceras de las cabezas visibles y risas, y bailes… Para la despedida, regalaban una bolsa que instaba a “fuck work and drink beer” y, dentro, el brownie definitivo.

Chivuo´s

Tengo hambre.

Datos de interés:

Qué: Chivuo’s.

Cuándo: L-D (13:00-00:00).

Cuánto: 15-20 €.

Dónde: Eixample (C/ Valencia 204) | Raval (C/ Pintor Fortuny, 15) | Gracia (C/ Torrent de l´olla, 175).

Más información: Página Web | Instagram

Compártelo con tus amigos y ayúdanos a llegar a más gente :)

Grosso Napoletano Senza Glutine

100% napolitana, 0% gluten Deja de pensar que, si tienes intolerancia al gluten, o simplemente prefieres evitarlo, no puedes comer una pizza deliciosa. MENTIRA. Al menos en Senza Glutine, un local con el sello Grosso Napoletano que saca del horno unas pizzas napolitanas con todo el sabor, totalmente aptas para celíacos.La cadena está empezando a conquistar Barcelona restaurante a restaurante. Su última incorporación es un concepto que…

Mano Rota

Cocina creativa en Poble Sec El concepto de Mano Rota es el de un lugar que alterna la cocina tradicional con elementos que una vez mezclados rompen cualquier esquema que hubieras creado en tu mente. En el barrio de Poble Sec encontramos este característico lugar de reciente creación (Febrero'15) donde el local, decorado con mucho estilo, invita a entrar a visitarlo desde el primer momento en que lo ves, de hecho lo nuestro con Mano Rota fue amor a primera vista.…

Can Fisher

Arte gastronómico a la orilla del mar Imagínate: sentado a la orilla de la playa, con los dorados rayos de sol y una brisa refrescante, mientras disfrutas de una paella original, de esas recetas de toda la vida.  Estás en Can Fisher, en plena playa Bogatell.  El restaurante, como su nombre lo indica, hace alusión a la comida que se prepararía en una auténtica casa de pescadores, recuperando los sabores de ayer y combinándolo con la disrupción de una carta…

Deja una respuesta