Gelida

 15 diciembre, 2020      por Rafa Casimiro

Un reducto de otra época en Barcelona

Estamos ante una rara avis en Barcelona, una especie casi extinta en esta ciudad donde es más fácil encontrar un ramen o un poke que un buen plato de cuchara o un guiso de toda la vida. Os estoy hablando del Gelida. Desde luego este no es un sitio para pusilánimes o aquellos que se echan las manos a la cabeza con las servilletas y los mantelitos de papel. En este negocio familiar podrás degustar una comida absolutamente atemporal («viejuna» diría algún «moderno«) con una calidad y, sobretodo, con unos precios que realmente ya no se estilan en una mega urbe.

gelida

Lentejas-si las quieres las tomas y si no, me las dejas

Además del «cuchareo» que mostramos arriba, personalmente me parece también un sitio ideal para un auténtico «esmorzar de forquilla» o lo que hubiera sido el brunch de nuestros abuelos. Para muestra, este botón: huevos de calaf con bacon y patatas fritas (caseras). Crujiente y carnoso el bacón, sabrosísimos los huevos y, bueno, qué decir de unas patatas fritas caseras y la mezcla atómica de las tres cosas!

gelida

Huevos de Calaf y bacon-old school brunch

La carta del Gelida está plagada de todos esos platos de toda la vida que presentan sin ningún tipo de alardes ni florituras pero que hacen las delicias de casi cualquier paladar. Además, tienen cada día algunos platos fuera de carta que en muchas ocasiones incluyen pescado fresco del día.

No hacen reservas por lo que no siempre es del todo fácil llegar y encontrar mesa pero tenedme fe, bien merece la pena si tenéis que esperar un rato. A mi personalmente, en este tipo de sitios me encanta sentarme en la barra y ser partícipe de lo que se cuece detrás y a lo largo de ella. Entre botas que encierran diferentes tipos de vino y fotografías de tiempos pasados se sucede un sinfín de tapas y pequeños grandes platos que sacian el apetito de su fieles clientes.

La galta de cerdo (o carrillera) podría ser uno de sus platos más conocidos. Una jugosa carne de cerdo que se despega casi sola del hueso por sus dos caras. La preparan al horno y realmente el resultado es alucinante. Otro clásico es la ternera guisada con setas. Melosa y gelatinosa. ¡Una de pan por favor!

Gelida, siendo lo que es, demuestra que para dar calidad y servir felicidad no hace falta necesariamente manejar precios prohibitivos, como desgraciadamente acostumbra a pasar en muchos lugares de la ciudad.

gelida

Flan de mató (requesón)

Así pues, quitaos los prejuicios y convencionalismos de lo que debe ser un restorán y acercaos al Gelida. Poneos si queréis la servilleta de babero, agarrad el porrón y ya luego, si eso, me contáis qué tal.

Datos de interés:

Qué: Gelida

Dónde: Carrer de la Diputació, 133

Cuándo: L-V de 7:00h a 22:00h | S de 7:00h a 16:00h

Precio: 8 – 15 € por persona (aprox.)

Contacto: 934537997

Compártelo con tus amigos y ayúdanos a llegar a más gente :)

The Pie Shoppe

(Restaurante cerrado) Las mejores tartas americanas y escocesas de Barcelona Nos creemos que tanto los británicos como los americanos comen muy mal. Fritos, hamburguesas, comida china y azúcar son algunas de las cosas que pensamos que comen a diario todos sus habitantes. Pero nada más lejos de la realidad. Tienen platos tradicionales hechos con los mejores ingredientes que están deliciosos. Te lo pueden demostrar en The Pie Shoppe, donde te harán los mejores pies escoceses y americanos de Barcelona. [caption id="attachment_15898"…

Casanova City

Cómo reinventar recetas tradicionales italianas Casanova City abrió hace tan solo unos meses. Sin embargo ya ha sorprendido a aquellos que han tenido la oportunidad de visitarlo. ¿Qué encuentras aquí para que guste tanto? Recetas italianas tradicionales con un toque de vanguardia, un lugar con una decoración sofisticada e ilusión y ganas, las que descubrimos que tienen los promotores de este nuevo proyecto situado en el barrio de Sant Gervasi. [caption id="attachment_23834" align="aligncenter" width="700"] Uno de nuestros platos favoritos, su…

Windsor

Windsor Lo mejor de la cocina catalana y de producto local se reúnen aquí, en Windsor. Ubicado en la calle Còrsega, en pleno centro de la ciudad condal, encontramos este restaurante que ocupa los bajos de un elegante edifico modernista al que se accede a través de una portería señorial. Techo de molduras, barra con una iluminación cálida y flores frescas es lo que encontramos al pasar el vestíbulo. Una decoración elegante y clásica, pero con toques modernistas y acogedores.…