Jiribilla

 8 febrero, 2024      por Rafa Casimiro

Jiribilla, la cocina mexicana más «chingona» de Barcelona

«Jiribilla». Dícese (no según los estándares de la RAE) de aquello que presenta inquietud, exceso de movimiento y que denota un doble sentido o intención. La acepción le va como anillo al dedo a esta maravilla de apertura en Barcelona. Si hay algo que sobra en los platos de Jiribilla es precisamente intención e inquietud. Lo mejor de la gastronomía del país del oro azteca traído a la Ciudad Condal por Gerard Bellver (ex Bulli, entre otros) quien, tras toda una vida en México, se ha embarcado en la aventura de aunar dos países hermanos separados por un océano. No esperes una taquería, pues no es necesariamente el caso. Es muchísimo más y mejor. Y el resultado está muy «padre«.

Jiribilla

Lentejas de recado marino

El menú de Jiribilla está concebido con el afán de hacer viajar al comensal a lo largo y ancho de la geografía de México. De norte a sur y de este a oeste repasando la vastedad y riqueza de su gastronomía. Empezamos degustando un dúo increíble como entrantes. En primer lugar unos panipuris de queso y chorizo y, a continuación, infladitas con guiso de cangrejo, típicas de Veracruz. Puro street food mexicano. Mismo concepto, pero la noche y el día en boca.

Los ejotes son una variedad de judía tierna que, junto con huevo, constituyen un desayuno muy común en México. Lo cierto es que estaban perfectamente cocinados con un preciso punto al dente y el huevo es una sedosa y uniforme crema. Los terminan con salsa de yema, salsa de tomate reducida y almendra. Siguió a continuación una tetela (preparación característica de Oaxaca) rellena de un fricandó vegetal de calçots y alcachofas sobre una base de salsa bearnesa (nuevamente cremosísima y muy golosa) hecha con cebolla yucateca (cebolla encurtida según la receta de Yucatán).

Muchísimos son los kilómetros de mar que tiene México y dos son los océanos que bañan sus costas por lo que la propuesta marina adquiere un gran protagonismo. Ejemplo de ello fue el Aguachile de gambas. Bellver tiene el acierto de saber que, con la calidad y frescura superlativa del producto que maneja, como es el caso de estas gambas, menos es siempre más. Pero, en ocasiones, más sí es más como así deja constancia en su Lubina zarandeada. La Zaranda es una antigua técnica de cocción (normalmente aplicada a pescado) en la cual se adoba la pieza para luego hacerla a la brasa. El resultado es un sabor espectacular a especias, a un chile muy particular (el chile pasilla mixe) así como a los aromas propios de la brasa. Jugosidad y mucho sabor.

Especialmente llamativo tanto por su aspecto como por su sabor son las Lentejas de recado marino (podéis ver la foto al inicio de este artículo). Se trata de unas lentejas guisadas a la forma tradicional pero, siendo marinas, tienen como base un potente y profundo caldo de carabinero y, nuevamente, el chile pasilla mixe.  Sobra decir que las gambas, una vez más, ejecutadas en un punto de cocción perfecto. Una enorme representación de la cocina de cuchara mexicana.

¿Quién no conoce el mole? Preparación compleja donde las haya, cualquier versión de esta salsa, por simple que sea, se compone de no menos de 30 ingredientes. En este caso acompañaba a una suculenta lengua de ternera y a un majestuoso pilpil de pimientos rojos. La sirven con tortillas caseras para que, si quieres, te puedas montar tus propios tacos. Como hemos dicho antes, Jiribilla no es, ni mucho menos, una taquería al uso pero sí ofrecen las tortillas y yo, en este caso, no me pude resistir. Como se acostumbra a decir por aquellos lares, «taco que cierra no es taco«. Estaba para comerse un millar de ellos.

Jiribilla

Lengua enmolada y pilpil de morrones

Y de postre, rematando la noche, un soberbio flan con praliné de avellanas. Llámenme quijotesco pero ¿no parecería asemejarse la parte superior a una corona de plumas azteca?

Jiribilla

Flan de praliné de avellana

Sea antes o después de disfrutar de semejantes fantasías (o, como hicimos nosotros, también durante), es obligatorio degustar algunos de los fantasiosos cocktails que desde la  imponente barra idean no sin malévolas intenciones.

Y, finalmente, el artífice y protagonista de esta movida, Gerard Bellver. ¡Enhorabuena por este proyecto!

Jiribilla

Gerard Bellver

Datos de interés:

Qué: Jiribilla

Dónde: Comte Borrell 85

Contacto: 93 856 31 80

Más info: Web   Instagram

Precio medio: 60 €/persona (bebida incluida)

Compártelo con tus amigos y ayúdanos a llegar a más gente :)

Casa Delfín

Comamos bien, que para algo vivimos ¿Buscando buena cocina catalana en un lugar con historia? Sí, es aquí y se llama Casa Delfín. Este mítico restaurante abrió sus puertas hace más de un siglo, cuando el mercado del Born todavía funcionaba como el proveedor principal de fruta y verdura de la ciudad. Por aquel entonces se servían comidas las 24 horas del día: los callos amb cap i pota, el bacalao y sus ilustres arroces eran el combustible para todos…

Tento – Platos para llevar

Tento  Comer en la oficina comida buena, de calidad, calentita y sin haber cocinado la noche de antes. No, no nos hemos vuelto locos. Os hablamos de Tento, una cadena de comida para llevar que se caracteriza por la calidad y la cantidad de sus platos. Es cierto que muchas veces por nuestro ritmo de vida no podemos ocuparnos de todo y algún día que otro nos descuidamos de preparar la comida para el día siguiente. Por ello, Tento os…

La Terraza Martínez

La Terraza Martínez está de cumpleaños con la celebración de su 10º aniversario Terraza Martínez, empezó siendo un chiringuito en la falda de la montaña de Montjuic, y este mes de julio, celebra su décimo aniversario siendo toda una referencia en la ciudad. Para la celebración han decido rendir homenaje a los clásicos de su propuesta gastronómica y bajo el lema Re-Evolución, ofrecerá una experiencia para todos los sentidos apostando por los platos de siempre y apostando por nuevos productos de calidad…

Taitu

Un viaje gastronómico a Etiopía Las experiencias culinarias, además de sorprender a nuestro paladar con nuevas texturas y sabores, también sirven para hacernos viajar. Así, en la Barcelona cosmopolita en la que vivimos, podemos encontrar restaurantes donde probar especialidades gastronómicas de una infinidad de regiones del mundo. Sin embargo, hay una gran diferencia entre un restaurante y un portal: en un restaurante comes, un portal te transporta. De este modo, Taitu supone un auténtico portal; una verdadera inmersión a un…

Cecconi’s

Cecconi's  llega a Barcelona Tras deleitar el paladar de miles de comensales en el mundo, llega el turno de Barcelona. Ubicado en el club privado que acaba de aterrizar en la ciudad, Soho House, Cecconi's te hará volar a la Italia más profunda con su cocina del norte de este país y con una decoración veneciana y toques minimalistas. Ya sea que te apetece desayunar, comer, cenar o probar su brunch dominical, conocido como Sunday Feast, es posible pues está abierto de lunes a domingo, en Paseo…

Bacoa

Bacoa, ¡dando caña a la parrilla desde 2010! Si os decimos Bacoa, estamos seguros de que automáticamente empezáis a salivar pensando en sus maravillosas hamburguesas que llegaron para revolucionar la oferta hamburguesil gourmet de Barcelona allá por 2010. Lo que empezó siendo una pequeña hamburguesería detrás del Mercado de Santa Catarina, con 15 sillas, una parrilla y una sola hamburguesa, “La Bacoa”, se ha convertido en toda una referencia en la ciudad y una filosofía basada en dos conceptos: la…